Asociación Cívica Mexicana Pro Plata A.C.
Precio Onza Libertad Fuente: Banco Azteca, Institución de Banca Múltiple.
Venta $383.00 Recompra $333.00

Los sacadólares son extranjeros
Lunes, 6 Marzo 1995
Hugo Salinas Price

6 de Marzo de 1995

Hugo Salinas Price

Los sacadólares son extranjeros

¿Qué está sucediendo en México? ¿Porqué la locura de altísimas tasas de interés?

1. En México no hay inflación. Hay una deflación pavorosa. No hay dinero, por eso los negocios se están asfixiando con altas tasas de intereses.

2. La deflación ocurre porque los bancos están en fatales circunstancias: recibieron dinero a corto plazo, y ahora se ven obligados a regresarlo a quienes lo prestaron, pero no pueden hacerlo porque lo prestaron a largo plazo.

3. Los bancos están ahorcando a sus clientes, para sacarles el dinero prestado, y cobrando intereses altísimos para retener dinero: intereses que los fijan los bancos MAS MORIBUNDOS. Todos los bancos tienen que pagar intereses semejantes a los intereses que cobran los bancos MAS DESESPERADOS.

4. Los bancos moribundos deben morir, para que bajen de nuevo las tasas al nivel normal.

5. No hay razón inflacionaria alguna para estas tasas de interés.

6. No hay dólares, y no importa a qué precio, porque el pánico ahuyenta vendedores de dólares; los bancos están pagando lo que sea, para poder hallar los dólares para pagar sus pasivos a CORTO PLAZO, mismos que jamás debieran haber incurrido.

7. El vecino nos prestó una docena de huevos (dólares), para regresarlos la semana entrante. Con los huevos, cocinamos un pastel. Se nos pide regresemos los huevos, pero NO ES POSIBLE, porque ya están incorporados a un pastel. Se necesita vender el pastel, para recuperar el dinero con que comprar los huevos (dólares) y entregarlos en pago. Los bancos mexicanos cometieron un error gigantesco, de recibir dinero pagadero a corto plazo, y con ese dinero financiar negocios a largo plazo. Estamos en proceso de LIQUIDAR ESOS NEGOCIOS. Corremos el riesgo de cerrar la mitad de los negocios en México.

8. El costo de haber actuado imprudentemente, debe recaer sobre quienes eso hicieron, y no sobre el país. La economía del país no debe ser destruida, para salvar a quienes no actuaron con prudencia: LOS BANCOS.

9. Por otra parte, tampoco puede aceptarse la quiebra del sistema bancario mexicano, por sus consecuencias: desastre económico y caos político.

10. Es imperativo intervenir temporalmente al sistema bancario, y obligar a los acreedores en dólares, a aceptar plazos largos para la recuperación de sus dólares.

11. Esta medida frenaría la corrida de los acreedores en dólares de los bancos, y estabilizaría la situación financiera de los bancos. Los SACADOLARES no son mexicanos, porque no tienen pesos con qué comprar dólares; son los acreedores extranjeros, que jamás deberían haber prestado a corto plazo. Hay que frenar la sangría que está matando a los bancos y a la economía de millones de mexicanos.

12. Las tasas de interés inmediatamente se normalizarían, y se estabilizaría el tipo de cambio.

13. Superada la crisis, nueva reglamentación bancaria debería asegurar que los bancos no puedan, en futuro, asumir pasivos a más corto plazo que sus correspondientes activos.

14. México es un país maravilloso y de enorme potencial, y debe actuarse con decisión con las medidas señaladas, para superar esta crisis absurda e innecesaria.