Asociación Cívica Mexicana Pro Plata A.C.
ENGLISH ONLY SOLO EN ESPAÑOL

Moneda de Plata para México

Estabilidad y orgullo nacional

Precio Onza Libertad Fuente: Banco Azteca, Institución de Banca Múltiple.
Venta $352.00 Recompra $302.00

La Neta respecto a la Caja de Conversión
viernes, 19 de julio de 1996
Hugo Salinas Price

La Neta respecto a Caja de Conversión

1. La caja de conversión asegura que en el país donde se instituye, los billetes y monedas en poder de los bancos y del público, podrán en cualquier momento cambiarse a una tasa fija - sin lugar a dudas - por la moneda del país que emite la moneda de reserva. Este punto está claro y no se discute. "Estabilidad del tipo de cambio".

2. La caja de conversión tiene otras ventajas:

a. No puede crear inflación

b. No es prestador de última instancia.

c. No puede financiar el gasto gubernamental.

Lo anterior, es lo positivo.

Puntos que no se han mencionado, de aspecto negativo:

Aunque los abogados de la "Caja de Conversión" dicen que ésta ganará "seignorage" por intereses sobre sus reservas en la moneda de reserva, hay que tomar en cuenta:

a. Que el Banco Central emisor de la moneda de reserva, está financiando a su propio gobierno. La colocación de bonos de este gobierno, en la reserva de la caja de conversión, resulta un financiamiento permanente para el gobierno del país de moneda de reserva, otorgado por el país que instituye la Caja de Conversión.

b. Que la colocación de bonos del gobierno antes mencionado, ocurre en la actualidad gracias a la especulación, y que en el sector privado nadie compra dichos bonos para tenerlos a largo plazo, más que los administradores de patrimonios de viudas y huérfanos, porque son prácticamente "certificados de confiscación" por la inflación que está practicando el Banco Central emisor de la moneda de reserva.

c. La inflación posibilitada por el financiamiento del gasto gubernamental por el Banco Central emisor de la moneda de reserva, perpetuamente va a causar un exceso de compras al país que tiene Caja de Conversión, y este exceso se reflejará en un incremento en las reservas de los bancos comerciales. Si los bancos comerciales necesitan más moneda y billetes emitidos por la Caja de Conversión, las reservas irán a dar a esta Caja. O sea, adicional financiamiento permanente para el gobierno del país del Banco Central emisor de la moneda de reserva. Podríamos decir que el país de la moneda de reserva, goza así de un gobierno que tiene "Tarjeta de Crédito" cuyo saldo jamás se liquida, sino que sólo crece, con cargo al país que usa su moneda como reserva en su Caja de Conversión.

d. Naturalmente, el incremento de las reservas de la Caja de Conversión, es inflacionario. Si los bancos comerciales retienen estas reservas, e incrementan préstamos y su contrapartida, depósitos, esto también es inflacionario. Se transmite así, la inflación (incremento de circulante y depósitos en bancos) del país emisor de la moneda de reserva, al país de la Caja de Conversión. Esta transmisión, ocurre por dos vías:

1. Por el exceso de compras (importaciones) del país emisor, sobre pagos (exportaciones) del país emisor, al país de Caja de Conversión. Esto es, el país de Caja de Conversión jamás recibirá pago completo en mercancías por sus exportaciones. Esto ya se mencionó arriba. Y,

2. Por el flujo de inversiones causada por la expansión del crédito en el país emisor, hacia el país de Caja de Conversión, en:

I. depósitos en bancos comerciales

II. bonos

III acciones y otros instrumentos financieros.

IV compra de bienes y servicios (mano de obra)

e. Las tasas de interés nunca podrán ser iguales o menores, en el país de Caja de Conversión, a las tasas prevalecientes en el país del Banco Central emisor de la moneda de reserva. Esto representa una desventaja permanente competitiva, para el país de Caja de Conversión. Esto porque siempre existirá una tendencia a exportar depósitos y efectuar inversiones en el país que tiene la moneda de reserva, a menos de que exista un diferencial favorable (mayor tasa de interés o redituabilidad de inversiones) en el país de la Caja de Conversión.

f. Por la misma razón, los depósitos en los bancos comerciales del país de la Caja de Conversión, no podrán ser a mayor plazo (menos líquidos) que los depósitos en los bancos comerciales del país de moneda de reserva.

g. Por lo mismo, la estructura financiera del sistema bancario del país de Caja de Conversión, no podrá ser superior en calidad, a la estructura del sistema bancario del país emisor de la moneda de reserva. Si el sistema bancario del país emisor es crónicamente ilíquido - financiamiento a largo plazo con pasivos a corto plazo - el sistema bancario del país de Caja de Conversión lo será también.

h. El Banco Central del país emisor está financiando el gasto gubernamental en su país. Esta actividad inflacionaria, produce cada vez mayores cantidades de crédito disponible para su sistema bancario ilíquido, y pospone, más no evita la inevitable liquidación eventual, y crisis bancaria correspondiente.

En caso de los E.U., la labor de inflación de su Reserva Federal ha sido relativamente modesta, porque los Bancos Centrales del mundo han estado comprando deuda del gobierno de los E.U. (Saldo a la fecha unos $500 mil millones dls.) Si esta tendencia revierte - lo cual es muy posible que ocurra, tarde que temprano - la Reserva Federal se verá en necesidad de comprar la deuda de su gobierno, al estilo clásico de país subdesarrollado. Su "independencia política" es un mito.

i. La crisis de liquidación que inevitablemente se producirá, en el país emisor, se transmitirá al país de Caja de Conversión con una correspondiente contracción de crédito. El sistema bancario comercial de país de Caja de Conversión, se verá en la necesidad de cobrar sus inversiones o liquidarlas con pérdidas, para devolver pasivos a plazos más cortos, a sus propietarios. La crisis de liquidación estallará, con los efectos que conocemos para nuestro pesar.

En dicha crisis de liquidación, no habiendo "prestador de último recurso", la mayoría de los bancos entrarán ipso facto en quiebra, porque en una "corrida" sobre los bancos, estos se verán en necesidad de convertir sus depósitos a corto plazo, en moneda y billetes, circunstancia para la cual no estarán preparados, y pronto se quedarán en imposibilidad de proveerlas, agotadas sus existencias. Tendrán que vender sus Reservas en moneda extranjera - a la Caja de Conversión- pero éstas tendrán que ser insuficientes para cubrir sus pasivos a corto plazo, ya que las reservas sólo forman parte pequeña o minoritaria de los activos.

Agotadas las Reservas de los bancos comerciales, los acreedores a corto plazo quiebran a los bancos comerciales.

CONCLUSION: La Caja de Conversión asegura - mientras no ocurra una liquidación, lo cual es consecuencia inevitable de una previa expansión de crédito - la estabilidad del tipo de cambio. Pero no proteje contra una estructura financiera malsana, sino impone la estructura malsana del país emisor de la moneda de reserva. Por lo tanto, no proteje contra las consecuencias funestas inevitables - el proceso de liquidación -que viene aparejado a dicha estructura malsana, que hemos estado viviendo. Aparte de los otros inconvenientes que hemos señalado.

Nota: En 1980, El Presidente de un importante banco americano me dijo, textualmente: "en una crisis de liquidación, el banco más fuerte en E.U. durará 15 minutos más que los demás".