Asociación Cívica Mexicana Pro Plata A.C.
Precio Onza Libertad Fuente: Banco Azteca, Institución de Banca Múltiple.
Venta $391.00 Recompra $341.00

Carta de Hugo Salinas Price a Alexis Tsipras en 2012
Lunes, 23 Febrero 2015
Hugo Salinas Price

A continuación compartimos con nuestros lectores una carta enviada al Sr. Alexis Tsipras en 2012, cuyo mensaje consideramos tiene plena vigencia, en vista de la situación económica actual de Grecia.

México, D.F. a 25 julio de 2012.

SR. ALEXIS TSIPRAS
PARTIDO SYRIZA

Estimado señor Tsipras:

Me da gusto saludarlo. Mi nombre es Hugo Salinas Price; soy un ciudadano mexicano, un empresario retirado que vive en la Ciudad de México. En 1996, durante mi retiro, fundé la Asociación Cívica Mexicana pro Plata, de la cual soy presidente.

Desde 2002, esta asociación ha propuesto al Congreso Mexicano que apruebe una ley para introducir a la circulación una moneda de plata, misma que la población utilizaría como dinero, en paralelo al Peso - nuestra moneda actual. Menciono más adelante las bases fundamentales de este plan y las razones por las que considero que éste también sería de gran utilidad para usted y para Grecia.

Esta propuesta ha logrado mucho apoyo de parte de los mexicanos y de legisladores de todos los partidos políticos en el Congreso Mexicano, durante tres periodos legislativos sucesivos, desde 2002; varias veces hemos estado cerca de lograr su aprobación, aunque en el último momento se ha rechazado debido, exclusivamente, a la oposición de nuestro Banco Central.

Durante los primeros días de junio, estando de viaje en Europa, viajé a Atenas en compañía del señor Max Keiser y de su colega, la señorita Stacey Herbert. El propósito de nuestra visita Grecia, que no estaba planeado en un principio, era platicar con usted sobre un tema que consideramos importante para su país, aunque desafortunadamente no tuvimos esta oportunidad porque usted estaba ocupado con asuntos relativos a la elección en puerta.

Si hubiéramos tenido la oportunidad de platicar con usted, Max y yo le hubiéramos dicho que para nosotros resulta evidente que Grecia tendrá que declararse en moratoria de pagos y abandonar el Euro. Max y yo platicamos con varios amigos griegos que están bien informados sobre la situación, y nos dijeron que usted no podía expresar una idea similar en aquel momento, debido a que la elección estaba cerca.

Sin embargo, ahora veo que usted ha declarado públicamente que el regreso al Dracma es inevitable, y es por eso que le escribo.

Esto es lo que deseo decirle:

Señor Tsipras: en mi opinión, esta desesperada situación en Grecia le ofrece a usted una oportunidad única de hacer algo fundamentalmente grandioso para Grecia y para establecerse como un gran líder nacional. Usted es un hombre joven y gracias a eso tiene una oportunidad brillante para construir una larga carrera como estadista - no como político, sino como estadista. ¡Venizelos es el pasado, Alexis Tsipras es el futuro!

En efecto, el retorno al Dracma le permitirá a Grecia ponerse de nuevo en movimiento. Y definitivamente no provocará que las cosas empeoren; por ahora la situación en Grecia tan mala, que el Dracma dará alivio inmediato al sufrimiento de la población.

El regreso al Dracma se acompañará de la declaración de una moratoria de pagos de parte de Grecia y también de una fuerte devaluación del Dracma con respecto al Euro.

Así, el corazón monetario de Grecia volverá a latir, suministrando la gran cantidad de liquidez que es necesaria, y la economía volverá a moverse nuevamente.

Sin embargo, ocurrirá una inevitable inflación del Dracma y, debido a que el presupuesto del gobierno incurrirá en un déficit grande durante algún tiempo, la inflación traerá una devaluación constante del Dracma.

Esto permitirá renovar el potencial exportador de Grecia y un vigoroso renacimiento del turismo, ya que Grecia será un país al que los europeos van a preferir viajar debido a las ventajas que ofrecerá el tipo de cambio.

Sin embargo, obviamente, una inflación permanente no puede aceptarse ni puede ofrecer la perspectiva de estabilidad política en Grecia.

Y en este punto, a continuación le presento a su gobierno una alternativa que ningún economista ’acreditado’ ni ningún líder político en el mundo, ha tenido la voluntad de considerar, hasta ahora.

Todos los economistas ’acreditados’ en el mundo dirán que el Gobierno de Grecia ’debe eliminar su déficit fiscal’ para detener la inflación perniciosa. Sin embargo, estos economistas no están en una posición de gobierno; no son políticos ni hombres de estado e ignoran el enorme problema que es convencer a una nación acostumbrada a gastar, a que ahorre. Los keynesianos, que son la mayoría de los economistas hoy en día, detestan la idea de que la población ahorre; ellos pretenden solucionar todos los problemas promoviendo el gasto y, por supuesto, los déficits fiscales promueven el gasto, hasta que finalmente toda la economía se colapsa. La economía griega se ha colapsado debido a que el dinero para gastar, que provenía de los préstamos del extranjero en Euros, finalmente se acabó: no hay más dinero para gastar.

Señor Tsipras, la forma de conducir al pueblo griego hacia la estabilidad es través del dinero real, no a través del dinero ficticio, como el Euro, que ha conducido al presente caos. El actual desastre europeo estaba garantizado desde el nacimiento mismo del Euro como una moneda ficticia, de naturaleza simbólica, y no dinero real.

Solamente dando a los griegos moneda de plata en paralelo con el Dracma, pueden usted y su partido conducir a Grecia al equilibrio fiscal, gradualmente. Su gobierno tendrá que modificar profundamente la mentalidad de los griegos, antes de lograr eso. Pensemos en todos los grandes líderes que el mundo ha conocido, y veremos que todos ellos gobernaron por medio de ideas que inspiraron a sus naciones.

Con moneda de plata en su poder, los griegos sentirán un enorme orgullo por Grecia y renacerá la esperanza de un mejor futuro, una condición fundamentalmente necesaria para que la recuperación se logre. Los economistas modernos nunca piensan en el ’orgullo’ y la ’esperanza’ como factores importantes en las cuestiones económicas. ¡Y claro que son sumamente importantes!

Gracias a un renovado orgullo y esperanza, los griegos estarán mejor dispuestos a aceptar las medidas que tome su gobierno y a pasar a través de la difícil situación que implica restablecer el equilibrio fiscal, un periodo durante el cual su gobierno tendrá que controlar gradualmente el nivel de los gastos y las inversiones del gobierno, hasta un nivel sostenible.

Y no solo eso, sino que el sector conservador de la población - sobre el que usted también deberá gobernar - verán la constante devaluación del Dracma (necesaria como parte del plan de su gobierno) con disgusto, y lucharán por removerlo a usted del cargo - a menos que vean en usted al estadista que dota a Grecia con moneda de plata, la cual pueden usar para protegerse quienes ahorran - principalmente los conservadores. Así, los conservadores desearán que usted permanezca en el poder para que pueda continuar su política de poner plata en manos de los griegos.

La moneda de plata en paralelo con el Dracma es una fórmula para la unidad nacional y la reconstrucción. La reconstrucción de Grecia va a requerir de ahorro y nada propicia el ahorro mós eficientemente que la moneda de plata.

¿Cómo puede ponerse en circulación la moneda de plata en Grecia?

A continuación delineo los principios básicos:

1. La moneda de plata circulará en paralelo con el Dracma. El Dracma permanecerá como la unidad monetaria oficial de Grecia. La moneda de plata tendrá un valor monetario expresado en Dracmas.

2. Grecia acuñará una pequeña moneda de plata, utilizando los símbolos tradicionales griegos: Atenas de un lado y el ’Búho’ del otro, siguiendo así una tradición milenaria.

3. Esta pequeña moneda - ¡el ’Búho’! - contendrá 1/10 de onza Troy de plata pura y será acuñada con una pureza de .9166 para darle resistencia.

4. A esta moneda se le asignará un valor monetario por parte de la Autoridad Monetaria - ya sea el Banco Central o, preferiblemente, el Tesoro. Esta moneda no debe llevar un valor grabado; de otra forma, la moneda se fundiría para aprovechar su contenido en metal, cuando el precio de la plata sobrepasara su valor grabado. (Este fenómeno causó la desaparición de la moneda de plata en todo el mundo, durante el Siglo XX).

5. El valor monetario establecido siempre será ligeramente mayor al valor de la plata que contiene la moneda. Esto debe hacerse así, pues de otra forma la moneda se fundiría para aprovechar su contenido en metal.

6. Cada vez que el precio de la plata suba, la Autoridad Monetaria debe subir también el valor monetario de la moneda, hasta un punto ligeramente superior al valor de la plata como materia prima.

7. Sin embargo, si el precio de la plata baja, la Autoridad Monetaria debe dejar como válido el último valor monetario establecido, pues reducir el valor monetario provocaría que la moneda se considerara como mercancía, y no como dinero.

8. La población conservará en su poder estas monedas; no serán susceptibles de ser depositadas en el sistema bancario; no habrá cuentas bancarias en ’Dracmas de plata’.

9. Los bancos podrán establecer ’cuentas de custodia’ para el público que desee proteger este ahorro en un lugar más seguro que su casa, pero estas cuentas funcionarán como simple ’almacén’; las monedas seguirán en propiedad de sus dueños.

10. El público podrá realizar sus pagos diarios en el comercio en Dracmas o en monedas de plata de acuerdo a su cotización vigente en Dracmas.

¡En una página, aquí tiene usted la fórmula para lograr el renacimiento de Grecia y del Espíritu Griego!

Y también profetizo que la moneda griega, el ’Búho’ de 1/10 de onza de plata, llegará a ser mucho más deseable por parte de los griegos que cualquier otra moneda extranjera. Su gobierno ya no tendrá más problema con la ’fuga de capitales’, porque los griegos preferirán tener sus ’Búhos’, en vez de cualquier otra moneda extranjera. Y los bancos no necesitarán ofrecer intereses para atraer el ahorro; la moneda de plata será tan deseable que la gente la ahorrará simplemente por su valor y por su apreciación futura.

No sólo Grecia deseará tener ’Búhos’; también deseará tenerlos toda Europa, que carece de moneda de plata. Así, Grecia exportará plata a Europa, porque la población de todo el mundo tiene un deseo latente de invertir en plata, pero comprar plata como materia prima causa impuestos, mientras que la moneda de plata convertida en dinero, no causa impuestos.

¡Qué grato cambio de perspectiva! ¡Grecia, rechazada por Europa y en bancarrota, ahora resurge con una moneda mejor que el Euro!

Señor Tsipras, ¿puede usted imaginar el poder que esta nueva alegría y el orgullo de Ser Griego le brindará a su gobierno?

Como usted ve, aquí hemos hablado de las palancas fundamentales que motivan a los seres humanos; palancas que han producido todas las grandes acciones de épocas pasadas - y que nosotros, los hombres modernos, absortos en fantasías electrónicas, hemos olvidado.

Aquí he delineado las bases para introducir una moneda de plata que pueda circular en paralelo con el Dracma.

He intentado convencerlo que este es el plan que puede usted seguir, en su camino hacia la grandeza como el estadista que restableció en su país la prosperidad y la alegría.

Si usted desea hablar conmigo - y con Max Keiser también, por supuesto - espero su invitación. Los gastos del viaje correrían por mi cuenta y podría reunirme con usted en cualquier momento previamente acordado.

Con todo respeto,

Hugo Salinas Price
Presidente
Asociación Cívica Mexicana Pro Plata, A.C.