Asociación Cívica Mexicana Pro Plata A.C.
Precio Onza Libertad Fuente: Banco Azteca, Institución de Banca Múltiple.
Venta $383.00 Recompra $333.00

¿Billetes? Sí, pero redimibles en plata
ACMPP

 

 

billete

 

 

¡Plata Mexicana pura, un valor auténtico para proteger sus ahorros!

¿Billetes? Sí, pero con el respaldo de un valor real, plata Mexicana pura.

¿Billetes? Sí, para facilitar las operaciones del comercio nacional.

¿Billetes? Sí, pero convertibles a la vista y al portador en PLATA.

PLATA MEXICANA PURA DE CURSO LEGAL

¿Por qué?

Porque una moneda con un respaldo real, de plata, garantiza que nunca volveremos a encontrarnos otra vez con "nuevos pesos", que sólo valen la MILESIMA parte de lo que ahorramos.

Porque no debemos volver a padecer una moneda sin calidad que devalúe los ahorros, el capital de trabajo y el patrimonio, hasta sólo valer la milésima parte de lo que valían.

Porque México es el primer productor de plata en el mundo.

Porque si el sistema financiero mexicano operara en plata, los inversionistas de todo el mundo acudirían a invertir en nuestro país, aceptando tasas de interés mucho más bajas que las que actualmente estamos pagando.

Porque todos los inversionistas del mundo están buscando para sus ahorros un refugio seguro contra la infación y la devaluación.

¿Para qué?

Entre otras cosas:

Para construír una nueva imagen de México, más justa, como la merece.

Para establecer un sistema económico basado en la prosperidad de los ciudadanos, en la formación de capital, tanto de las empresas, como del trabajador y el ciudadano común.

Para que el sistema financiero opere a tasas de interés real, mucho menor que las tasas de interés a las que se opera hoy en día; la tasa de interés alta descapitaliza a las empresas y a las personas, imposibilita el desarrollo de la industria de la construcción y debilita al sistema financiero.

Para crearle a la industria minera mexicana un mercado interno adicional al externo, que le permita un desarrollo sano y vender su producto a un precio justo.

¿Cómo?

En realidad, es mucho más sencillo de lo que se pueda suponer; basta con cumplir la ley.

Ya existe la moneda mexicana que cumple con las condiciones establecidas en la Ley Monetaria de los Estados Unidos Mexicanos, en su Artículo 2 Bis (1).

LA ONZA LIBERTAD DE PLATA PURA

La primera condición es que la moneda NO TENGA VALOR NOMINAL. ¡Valdrá su contenido, su peso en plata!

Si es ahorrada, se estará ahorrando plata. Si es exportada, se estará exportando plata a su precio de mercado.

Su valor siempre será fácilmente reconocido en México y el resto del mundo. Es: ¡UNA ONZA DE PLATA PURA!

México necesita reformar su sistema monetario y financiero, mediante la introducción paulatina, y en paralelo a la actual moneda de papel, de una moneda de plata.

Requisitos

Los requisitos anteriores a la formación de un sistema de Bancos de Plata, y la consiguiente creación de un sistema financiero basado en plata, son los siguientes:

1. Moneda de plata pura, sin valor nominal, pero que exprese su contenido en onzas troy de plata pura o fracciones de estas onzas.

2. Que esa moneda sea de curso legal y poder liberatorio ilimitado. Estas monedas ya existen, y la actual Ley Monetaria les concede la calidad de moneda de curso legal, con poder liberatorio limitado.

3. Que cualquier persona, física o moral, pueda recurrir a la Casa de Moneda directamente para que sea acuñada su plata, y le sea devuelta restándose únicamente el costo de maquila de la moneda.

En la actualidad, únicamente el Banco de México puede ordenar la acuñación de monedas a la Casa de Moneda y retiene así un monopolio que cierra el paso a la monetización de la plata. Esto debe reformarse.

Cumplidos estos requisitos, puede procederse a reformar el sistema financiero, mediante la creación de Bancos de Plata.

Los Bancos de Plata, subsidiarios de la actual Banca Mexicana, se organizarán, a grandes rasgos, como sigue:

Los nuevos bancos reformados serán denominados "Bancos de Plata". Serán propiedad de los actuales bancos mexicanos que están grandemente emproblemados, pero nacerán limpios y libres de todo gravamen y sin responsabilidad financiera por los pasivos de sus propietarios.

La formación de nuevos Bancos de Plata también podrá autorizarse; intereses mineros podrán desear capitalizar sus propios bancos.

Cada Banco de Plata tendrá como activos:

1. Monedas de plata de curso legal, sin valor nominativo.

2. Certificados de plata, emitidos por el Banco de México, por plata depositada en el Banco de México. Estos depósitos no serán "reservas" del Banco de México, sino plata propiedad de cada Banco de Plata, depositada en el Banco de México en calidad de bodeguero. Los Certificados del Banco de México serían simples Recibos de Bodega.

3. Pagarés del comercio, con dos firmas de reconocida solvencia, amparando transacciones comerciales, por mercancía ya producida y en camino al consumidor, y cuyo vencimiento será a no más de 91 días de plazo.

4. No se permitirá que estos Bancos de Plata tengan activos consistentes en préstamos distintos a los señalados, ni en valores gubernamentales, ni en divisas de otro tipo, por ejemplo, pesos de papel o dólares.

Sus pasivos serán:

1. Billetes (pagarés) emitidos por cada banco, en denominaciones de 5 onzas de plata pura, o mayores, pagaderos a la vista al portador, en plata.

2. Cuentas de cheques, en plata, que no causarán intereses.

3. Cuentas de ahorros, a plazos mínimos de 91 días, que causar´pan intereses.

Los bancos que integran el sistema de Bancos de Plata de la Banca Comercial, no podrán retener como activos, billetes (pagarés) de otros bancos que integran el sistema de Bancos de Plata de la Banca Comercial.

Cada Banco de Plata remitirá a una Caja de Compensación, todos los billetes (pagarés) que reciba en pago, de sus deudores, así como todos los cheques de otros bancos que reciba por pago de sus clientes deudores, o por concepto de abonos en cuentas de cheques o de ahorros. (Cada billete lleva las siglas del banco emisor, legibles por medios electrónicos, para su clasificación en la Caja de Compensación).

Los saldos inter-banco se redimirán inmediatamente de acuerdo con saldos favorables o contrarios, entre los bancos, en plata.

Los bancos del sistema de Bancos de Plata de la Banca Comercial, se regularán así en su expansión de crédito, ya que el Banco de Plata que extienda crédito en grado superior al de los otros bancos, se verá privado de su plata, por las liquidaciones impuestas en la Caja de Compensación, y esta plata irá a los bancos que no expandan tanto sus créditos.

Este sistema proporciona la flexibilidad en la cantidad circulante que requiere el comercio para sus transacciones que requieren de no más de 91 días de crédito, sin poner en riesgo la redimibilidad de los billetes (pagarés) emitidos por los bancos, ya que cada día el sistema cobra 1/91 parte de sus activos, y tiene que mantener suficiente plata en caja, ya sea en metálico o en certificados que amparan el metal depositado en el Banco Central, Banco de México, para redimir sus billetes al grado que el´público desee tener en su poder moneda metálica.

Esta organización del sistema de Bancos de Plata de la Banca Comercial, elimina la necesidad de mantener reservas en el Banco Central, ya que la creación del requerimiento de reservas fue para facilitar a los bancos viejos el otorgar créditos a plazos superiores al plazo de sus pasivos, lo cual condujo a su insolvencia; y para expandir el crédito con creación de saldos en cuantas de cheques, en forma desbocada, y esto constituye inflación, en el verdadero significado de la palabra.

Estos billetes (pagarés) serán, junto con las monedas de plata, la mejor moneda del mundo y serán bienvenidos ambos, billetes y monedas, en cualquier parte del mundo.

Los lineamientos aquí esbozados, junto con el castigo de la institución que no se apegue a ellos, y que consistirá en la intervención inmediata de las autoridades bancarias de cualquier institución que deje de redimir, así sea por un sólo día, sus obligaciones exigibles a la vista y al portador, en plata, son toda la "Nueva Arquitectura Financiera" que hace falta.

Nuestros problemas financieros no se resolverán con la "Nueva Arquitectura Financiera" que pregonan los altos "gurús" de las finanzas internacionales.

El problema mundial no es "falta de transparencia", ni "la velocidad de transferencias computarizadas", ni los "especuladores internacionales", ni la "corrupción" de funcionarios.

El problema financiero mundial, se debe a otra corrupción, la corrupción de la mala moneda, cuya calidad ha venido en descenso desde 1914.

La corrupción no es de funcionarios, es de la materia prima de las finanzas, la calidad de la moneda.

El primer país que reconozca este hecho, y reforme su moneda y sistema financiero, será el país que mostrará el camino a todos los demás y aprovechará la crisis a su favor, al otorgar a sus nacionales, y extranjeros, un refugio muy anhelado en todo el mundo el día de hoy: el refugio de una moneda sólida, de verdadero valor. Nuestro México puede ser ese país, usando la plata.

Hugo Salinas Price

Legislación bancaria

Ley Monetaria de los Estados Unidos Mexicanos

Capítulo I

Art. 2 bis.- También formarán parte del sistema las monedas metálicas acuñadas en platino, en oro y en plata, cuyo peso, cuño y ley y demás características señalen los decretos relativos.

I. Gozarán de curso legal por el equivalente en pesos de su cotización diaria;

II. No tendrán valor nominal;

III. Tendrán poder liberatorio referido exclusivamente al pago de las obligaciones mencionadas en el segundo párrafo del artículo 7o. Dicho poder liberatorio será ilimitado en cuanto al número de piezas a entregar en un mismo pago.

El Banco de México determinará diariamente la cotización de estas monedas, con base en el precio internacional del metal fino contenido en ellas.

El Banco de México, directamente o a través de sus corresponsales, estará obligado a recibir ilimitadamente estas monedas, a su valor de cotización, entregando a cambio de ellas billetes y monedas metálicas de los mencionados en el artículo 2o de esta ley.

Art. 7o.- Las obligaciones de pago, de cualquier suma en moneda mexicana se denominarán invariablemente en pesos y en su caso, en fracciones. Dichas obligaciones se solventarán mediante la entrega, por su valor nominal, de billetes del Banco de México o monedas metálicas de las señaladas en el artículo 2o.

No obstante, si el deudor demuestra que recibió del acreedor monedas de las mencionadas en el artículo 2o bis, podrá solventar su obligación entregando monedas de esa misma clase conforme a la cotización de éstas para el día en que se haga el pago.