Asociación Cívica Mexicana Pro Plata A.C.
ENGLISH ONLY SOLO EN ESPAÑOL

Moneda de Plata para México

Estabilidad y orgullo nacional

Precio Onza Libertad Fuente: Banco Azteca, Institución de Banca Múltiple.
Venta $589.00 Recompra $489.00

Amaga la Caja de Conversión
miércoles, 4 de febrero de 1998
Hugo Salinas Price

Las noticias informan que el Sr. Steve Hanke, economista americano, ha tenido una entrevista con el presidente de Indonesia, Suharto, y que intenta convencerlo de la necesidad y conveniencia de adoptar un sistema de "Caja de Conversión" para Indonesia, al estilo de Hong Kong y recientemente, Argentina.

No se sabe si el presidente Suharto acepte el plan de Hanke. Pero acepte o no, el plan de "Caja de Conversión" tarde que temprano se le aconsejará a México, especialmente si nuestra moneda sigue deslizándose, como inevitablemente ocurrirá.

La "caja de conversión" no es un buen remedio para nuestros males. Por el contrario, nos llevará a padecimientos aún mayores, a la larga. Se trata, en pocas palabras, de que México ya no tenga una moneda propia. El dólar, por medio de la "Caja de Conversión", se disfraza de pesos. Todo peso en circulación, estará respaldado por dólares depositados en la famosa "Caja". No más devaluación, dicen, pero mienten.

Los inconvenientes:

1. Implícito reconocimiento de la superioridad de nuestro vecino; México se convierte en colonia de los E.U.

2. México queda sujeto a los vaivenes de la economía americana. Si se desploma su economía, México se desploma con ella. (En los años 30, el circulante americano se encogió en ¡30%!) Si hay inflación en E.U., aquí la habrá también. Las tasas de interés nunca podrán igualar a las de E.U. Jamás podrán ser más bajas, lo cual nos pone desde un principio, en situación desventajosa.

3. La estructura bancaria no queda a salvo. El circulante está garantizado, más no la cobrabilidad de créditos otorgados por la banca. En E.U., que fabrica los dólares, su Reserva Federal se supone que salva a bancos en problemas. En México, no habría garantía, al menos que nos integráramos a la Reserva Federal, paso de subordinación siguiente y necesario.

4. Sigue siendo prioritaria la exportación. Si el dólar sube, o si baja, tendremos de todas formas que exportar para tener reservas, en competencia con todos los demás países que también requieren de reservas. A fuerza, a la larga tendríamos que devaluar para competir y poder exportar, cosa que todos tienen necesidad de hacer. Estaremos siempre al trote al servicio de E.U., "exportar o morir". Seguiremos sacrificando a todo México, para que los exportadores exporten. Además, Hong Kong próximamente tendrá que devaluar, a pesar de tener "Caja de Conversión" Total, ¿para qué?

Opinan los "expertos" americanos de una u otra forma, pero jamás buscan la causa de la debacle financiera que ha arrasado al Asia, donde podrían hallarla. Buscan con ganas de no encontrar.

No hay posibilidad de estabilidad para México, de creación de ahorro verdadero, de ampliación provechosa de su planta productiva, de independencia, en una palabra sencilla, no hay posibilidad de alcanzar la felicidad nacional – en lo material, desde luego – sin que contemos con moneda verdadera, y no con Panchólares, sean americanos o mexicanos. ¿Por qué? Porque con moneda verdadera, de plata, no hay necesidad de las cacareadas "reservas de dólares". Sólo así podríamos vivir una vida sosegada, a nuestro paso, no al paso que nos marquen. No hay de otra. Por favor, Sr. Hanke, no nos venga a contar de las maravillas de la "Caja de Conversión".